sábado, 13 de mayo de 2017

Cambio de correo electrónico

El Núcleo Confederal de la CNT AIT de Coslada y San Fernando estrena un nuevo correo electrónico:

cntcoslada@sovmadrid.org

El antiguo seguirá operativo durante algún tiempo antes de cerrarlo definitivamente.

Vídeo del 1 de mayo de 2017 - Federación Local de Madrid CNT-AIT


martes, 9 de mayo de 2017

miércoles, 3 de mayo de 2017

EL CONFLICTO ES INELUDIBLE; LA SOLIDARIDAD, INCUESTIONABLE

Comunicado frente a las peticiones de prisión a varios anarcosindicalistas de la CNT de Barcelona




Durante estas últimas semanas hemos recibido las peticiones fiscales de 2 procesos penales contra compañeros de nuestro sindicato. Las noticias no son buenas, ya que la fiscalía, una vez más, actúa como arma política del capitalismo solicitando durísimas penas de prisión.

El primero de los casos es el del Casino de Poble Nou. En las vísperas de las elecciones municipales de 2015 se produjo un piquete a las puertas del Casino de Poble Nou, donde se estaba celebrando un debate electoral con los que por aquel momento eran los alcaldables a la ciudad de Barcelona. Entre estas personas estaba Xavier Trias, uno de los responsables de la cesión ilegal de trabajadores informáticos de la Generalitat a empresas como IECISA (Informática El Corte Inglés SA). El piquete de la CNT buscaba visibilizar la irresponsabilidad de la Generalitat de Catalunya de incumplir la sentencia favorable a los trabajadores, los cuales estaban siendo apartados de sus puestos de trabajo incluso después de que un juez les diera la razón y dictaminase que debían ser contratados directamente por la propia Generalitat. Durante el transcurso del acto, el piquete fue atacado por un grupo de personas que posteriormente descubrimos que eran Guardias Urbanos vestidos de paisano. Como respuesta, se produjo un corte del suministro eléctrico del debate electoral, por lo que éste estuvo varios minutos sin emisión televisiva. El resultado de todo esto fue la imputación de 2 compañeros acusados de diferentes delitos, agravado de atentado contra la autoridad y delito de alteración de acto electoral.

Una vez cerrado el sumario, la petición fiscal asciende a 2 años y 4 meses para uno de los compañeros, así como el pago de 5.000 € de responsabilidad civil. Al otro compañero le piden 6 meses de prisión. Además la Guardia Urbana se persona como acusación particular, pidiendo 4 años de cárcel y 21.000€ de responsabilidad civil. Finalmente todo apunta a que también se personará el Ayuntamiento de Barcelona, codo a codo con la Guardia Urbana cuando se trata de reprimir trabajadores en lucha.

El otro caso es el del Corte Inglés. A finales de 2015 tiene lugar una campaña de boicot a esta empresa para denunciar su participación en procesos penales contra huelguistas del 29M, así como para visibilizar la política de miedo y represión frente a sus propias trabajadoras, los múltiples casos de machismo empresarial y las conexiones entre la empresa y altos cargos políticos, policiales, judiciales y eclesiásticos. Esta campaña tuvo como consecuencia la detención de 3 compañeros y su posterior imputación por delitos de coacción y obstrucción a la justicia. La petición fiscal contra estos compañeros asciende a 5 años de prisión y 6.500€ de multa a cada uno.

Ambos casos no son más que ejemplos de lo que tristemente se viene consolidando desde hace varios años: un endurecimiento brutal de la persecución contra sindicalistas y trabajadoras en lucha. No se trata de casos aislados. A raíz de la sucesión de huelgas generales que comenzaron en 2011, se cuentan por centenares los trabajadores represaliados en piquetes y conflictos sindicales. Algunos medios hablaban de la mayor ofensiva contra el sindicalismo desde tiempos de la dictadura. Prácticamente todos los conflictos laborales en los que se realizan acciones más allá de las estrictamente jurídicas acaban con imputaciones penales y algunos de ellos ya con condenas firmes: huelgas generales, huelga minera, conflicto de Coca Cola, trabajadores y estudiantes de la UAB, tabajadores de Arcelor, mineros de Zarreu, montaje del 14N en Logroño, sindicalistas de AirBus, jornaleros andaluces… La lista es interminable.

Bajo nuestro punto de vista este endurecimiento de la represión no es casual. Se trata de una maniobra política para acabar con lo poco que queda. Desde hace tiempo ya venimos escuchando voces que desde los despachos de las empresas claman por una regulación estricta de las luchas laborales, a través, principalmente, de limitar el derecho a huelga, pero también limitando e incluso imposibilitando las luchas colectivas en los centros de trabajo, los piquetes y la acción directa. Y esta situación que se vive en el contexto laboral tiene una versión equivalente en el ámbito sociopolítico: para el Estado, a través de policías, fiscales y jueces, el sindicalismo es coacción y los movimientos políticos y sociales son terrorismo.

No vamos a caer en la trampa de declararnos inocentes a cualquier precio. Reconocemos el conflicto y renegamos de una idea de sindicalismo canalizada hacia la única opción de los juzgados. La lucha obrera nunca se ha limitado a poner denuncias y no podemos permitir que se convierta en eso, más aún si cabe en un momento como el actual, en el que cada vez tenemos menos garantías: leyes más estrictas, menos derechos y sentencias más desfavorables. Hace unos meses nos golpeaba la noticia de que un juzgado había avalado la contratación de empresa externas para la cobertura de los servicios que se dejan de prestar en una huelga. Con ejemplos así ¿podemos permitirnos cambiar la lucha en las calles y en los curros por los juzgados?

Lo hemos dicho mil veces, frente a la represión sólo vale seguir luchando. Nos negamos a callarnos frente a los despidos y sanciones. Nos negamos a mirar hacia otro lado frente a la precariedad, los contratos temporales y los sueldos miserables. Nos negamos a consentir el acoso laboral o las discriminaciones de género, raza u orientación sexual. Mucho más que la cárcel, nos asusta la condena a una vida de sumisión y miseria.

Por todo ello con este comunicado os pedimos que os solidaricéis con los trabajadores represaliados, que difundáis el caso para que más gente sea consciente de que esto es un ataque contra todas y todos, que apoyéis las movilizaciones que se convoquen… Pero sobre todo, que os organicéis, que alimentéis el movimiento obrero en los curros, en los barrios y en los pueblos. Ellos tienen cárceles, policías, fiscales, políticos, jueces… Pero nosotros somos muchos más, y siempre seremos muchos más.

Libertad anarcosindicalistas represaliados.
#solidaridadincuestionable

martes, 25 de abril de 2017

Manifestación 1 de mayo 2017: 40 años de paz social, ¡Ni un día más!

1 de mayo: un día para recuperar la memoria de la clase obrera, la que el poder y los medios de comunicación nos inducen a olvidar. Nuestros recuerdos combinan lucha, dolor, éxitos, sufrimientos, muertes y logros ganados a pulso en una constante batalla contra la explotación. Cada 1 de Mayo recuperamos la rabia por las vidas y los derechos perdidos en el camino de obstáculos custodiado por mercenarios de la ley, pero cada día la clase obrera anarcosindicalista, responde con una sola voz: "Obrer@ si no luchas, nadie te escucha"

¿Qué supusieron los Pactos de la Moncloa? ¿Por qué después de 40 años están presentes cada 1 de Mayo? Lo explicamos brevemente a continuación, para quien los desconozca: abrieron la puerta a la compra-venta de las organizaciones obreras y sindicales y sentaron las bases para establecer los sólidos cimientos de la dictadura de la ley que hoy sufrimos, la ley que dictan los enemigos de la clase obrera.

En Noviembre de 1975 muere Franco (dictador que ocupó el poder por la fuerza durante cuarenta años), pero deja heredero en el poder: la monarquía. La respuesta es el estallido de la rabia social contenida durante tantos años, la clase obrera se organiza y cobran protagonismo huelgas, sabotajes, protestas feministas, trans y gays, preso/as reclamando amnistía, denuncia de crímenes y demás atrocidades del Franquismo y sus cómplices. La lucha obrera suponía una amenaza para el poder y los Pactos de la Moncloa se firman como el muro de contención. Los Sindicatos del poder dan la mano a patronal y gobierno y éstos a cambio les regalan la representatividad por ley, además de privilegios como las subvenciones, el derecho a liberados. A esta traición se le llamó Transición, o "Paz Social". La heroína (droga que se facilitó desde los cuerpos represivos y que causó la muerte de miles de jóvenes), condimentó los propósitos y la manipulación de la oligarquía y sumados acabaron con la rabia y la rebeldía que había impregnado las calles, las fábricas, las plazas...

Aquellos pactos firmados en 1977, entre partidos políticos y organizaciones sociales, acuerdan abrir la puerta a los contratos temporales y precarios (que llaman "flexibilidad laboral"), abaratan el despido y dividen a la clase obrera. En los 80' CCOO y UGT se hinchan a firmar Expedientes de Regulación admitiendo, como reconversión de sectores industriales, el despido masivo de trabajadores, en pro de que otros pocos conserven el puesto.

En los 90' los trabajadores mejor pagados o titulados, o con trabajo fijo, son llamados a apartarse de la lucha obrera, a considerarse "clase media", a reclamar el ridículo "derecho al trabajo" en cada huelga y aquella división tan ansiada por el poder queda patente en el tajo de cada día.

Ahora hemos alcanzado extremos de miseria que hasta la patronal, los banqueros y los gobiernos, creían olvidados. Ahora hay demasiados trabajadores por debajo del umbral de la pobreza, que fichan cada día la entrada y la salida, que agradecen salarios tan injustos como precarios, que gastan y maltratan sus manos, su fuerza, su mente, en tareas duras que ni siquiera son valoradas oralmente. La realidad hoy es mucho más cruel, sólo hay una forma de organizarnos para recuperar los innumerables derechos que hemos perdido en las últimas reformas laborales. ¿Cómo? Recuperar la conciencia de clase obrera, organizarnos en la lucha anarcosindicalista.

"Obrer@ si no luchas, nadie te escucha"

Anarcosindicalismo: Sin subvenciones, ni liberados
 
Organizaciones basadas en el apoyo mutuo y en la horizontalidad.
 
Unión: Si tocan a un@ nos tocan a tod@s.
 
Acción directa: No dejamos a intermediarios lo que debemos resolver con la acción.
 
Autogestión: No tenemos líderes ni los necesitamos.

Nos venden "el estado de derecho" como el imperio de los derechos pero su significado real es distinto: "si no acatas la ley, no tienes ningún derecho". Recuerda compañero; la ley que quieren que acates no la haces tú, ni siquiera te piden tu opinión. Quieren que votes, que confíes en los gestores competentes (esos que se vendieron y nos vendieron hace tiempo). La legalidad es injusta, las leyes amparan al empresario, no las escriben pensando en nuestra clase, la obrera. Nuestra pobreza, nuestro techo, son su negocio, la legalidad no resuelve nuestros problemas. Lo único efectivo, necesario y urgente es el apoyo mutuo y la solidaridad; es no permitir que acosen a tu compañer@, ni que despidan por protestar, es apoyar al trabajador precari@, no permitir discriminación ni abuso, si tocan a una nos tocan a todas...

Contra los Pactos de la Moncloa, ahora y siempre. 40 años de paz social, ¡Ni un día más!


Federación Local de Sindicatos de Madrid
Plaza de Tirso de Molina, 5. 2º Izquierda y 6º Derecha.
Teléfono: 91 704 60 54
web: madrid.cnt.es
mail: flmadrid@cnt.es

viernes, 21 de abril de 2017

Fanzine Primero de Mayo

Con motivo del Primero de Mayo, hemos hecho este fanzine que es una pequeñísima recopilación de Primeros de Mayo contados por cinco mujeres: Emma Goldman, Juana Rouco Buela, Federica Montseny, Tina Modotti y Renate Rössing. 




Podéis pasar a recogerlo al Sindicato de Oficios Varios de Madrid (Plaza Tirso de Molina, 5, 2º Izq.), pedir que os lo enviemos a otras poblaciones o descargar en la web de la Sección: http://encontingencia.es/primero-de-mayo/

Sección Sindical CNT-AIT en Línea Directa Asistencia
Sindicato de Oficios Varios CNT-AIT de Madrid

https://sovmadrid.org/fanzine-primero-de-mayo